Blog

Portugal impulsa un nuevo ferrocarril de mercancías a España por 700 millones

Contrata a Typsa, Sener, Intecsa-Inarsa y Fulcrum para el proyecto

Portugal ha dado un paso al frente para convertir en realidad la nueva conexión ferroviaria de mercancías con España. La empresa pública Infraestructuras de Portugal (IP) ha adjudicado los cuatro lotes de ingeniería en que está dividido el proyecto que unirá las localidades de Évora con Elvas y Caia, localidades lusas fronterizas con Extremadura. Las españolas Sener, Typsa, Fulcrum e Intecsa-Inocsa han recibido el encargo, en sendos consorcios con firmas portuguesas, para desarrollar estos trabajos.

El nuevo trazado se encuadra dentro del Plan Estratégico de Transportes e Infraestructuras 2014-2020 de Portugal, que incluye la conclusión del enlace Sines-Setúbal-Lisboa-Évora-Elvas-Caia-Madrid. Los concursos se lanzaron a principios de 2015, pero su resolución estuvo paralizada durante muchos meses por problemas de financiación. El proyecto, que contempla un recorrido de 80 kilómetros, requerirá una inversión total de cerca de 700 millones de euros. Los cuatro consorcios ganadores ya están ejecutando los trabajos y el calendario señala que estarán finalizados a finales del presente ejercicio.

En concreto, Sener lidera la UTE (unión temporal de empresas) que se hace cargo del lote A para prestar la asistencia técnica en la gestión de los proyectos constructivos, especialmente dirigida a las interfaces y a la calidad técnica de las soluciones de ingeniería que permitirán la transición a ancho internacional de la vía, así como la realización de los estudios de impacto ambiental. La ingeniería vasca se ha aliado con Via Ponte.

Mientras, del lote C, referido a las estructuras especiales, se encarga el consorcio que forman las lusas Profico y Geoarea y la vasca Fulcrum -rebautizada como Fyseg tras su fusión con la zaragozana Sers Engineering Group. El lote D para las tareas de vía, geotecnia y servicios lo ha asumido la agrupación que integran Coba, Grid, Typsa y la filial de ésta Tecnofisil. El último paquete, el E, para las conexiones con la línea del este, se ha adjudicado a Edgar Cardoso y la española Intecsa-Inarsa.

Los cuatro contratos son de presupuestos limitados (no más de 5 millones de euros), pero suponen el lanzamiento del nuevo ferrocarril. El calendario que manejan en el sector es que a finales de este mismo año se iniciará la licitación de las obras de construcción, para las que también se espera la participación de diversas empresas españolas.

El objetivo de la línea entre Évora y Caia es aumentar la capacidad de transporte de mercancías y disminuir los tiempos de recorrido. De este modo, sumará una alternativa competitiva al transporte por carretera y propiciará que se incremente significativamente la cuota de mercancías transportadas actualmente por ferrocarril con destino a España y a Europa.

La infraestructura ferroviaria era interoperable y estará diseñada para tráfico mixto. Así, se construirá en una primera fase para trenes de mercancías (ancho ibérico), con una velocidad de 120 kilómetros por hora. No obstante, en una etapa posterior, se desarrollará una segunda vía en ancho internacional por la que podrán circular ferrocarriles a 250 kilómetros por hora. Con los últimos tramos de la línea en Portugal se completará por el sur el Corredor Atlántico.

Fuente: El Economista