Las comunicaciones ferroviarias, el reto de los Puertos del Estado

España debe adaptarse al ancho de vía de los ferrocarriles europeos para poder transportar mercancías y pasajeros.

Los puertos necesitan tener acceso directo con el ferrocarril, lo que se conoce como comunicaciones de 'última milla'.

En junio de 2015 el Gobierno aprobó el Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria con una dotación plurianual de 350 millones de euros en el período 2016-2019.  Dicho Fondo es un instrumento para acelerar la construcción de accesos terrestres a los puertos, necesarios para aumentar la cantidad de mercancías que se mueven por Europa desde los puertos españoles, que en el ejercicio 2015 batieron un récord al alcanzar un máximo histórico de 501,8 millones de toneladas, un 4,09% más que el año anterior.

"Uno de los principales retos para los Puertos del Estado es mejorar la accesibilidad y las comunicaciones entre los diferentes sistemas de transporte - sobre todo el ferrocarril - y los puertos. El transporte de mercancías en carretera es más caro, produce más contaminación y forma embotellamientos por lo que una de nuestras prioridades es mejorar las comunicaciones ferroviarias de 'última milla' para que los puertos tengan una accesibilidad directa con las vías de los trenes", asegura a 20minutos.es el sistema portuario estatal, órgano dependiente del Ministerio de Fomento y que tiene atribuida la ejecución de la política portuaria del Gobierno. Una de las prioridades de Puertos del Estado es mejorar las comunicaciones ferroviarias de 'última milla'El 12 de junio de 2014, por orden del Ministerio de Fomento, salió a la luz el Informe de la Comisión técnico-científica para el estudio de mejoras en el sector ferroviario (PDF). En éste hay un apartado especial dedicado a las mercancías: "La gran asignatura pendiente del transporte por ferrocarril (y del transporte en general) en Europa son las mercancías. La Unión Europea plantea como objetivo, para el año 2050, que el transporte de mercancías por ferrocarril represente el 50% del transporte global, como es el caso en los Estados Unidos. Entre los países más significativos de la Unión Europea, España es actualmente el país con la menor cuota modal de transporte de mercancías por ferrocarril, siendo además el que mayores descensos ha experimentado respecto al conjunto de dichos países en la última década. Esta cuota se encuentra en el entorno del 9% de las t-km transportadas por medio terrestre, frente a la media europea del 17% (Eurostat, 2012)". "Hay que articular una red pensada para las circulaciones de mercancías. Las tipologías de líneas que habría que contemplar deberían ser, al menos, las siguientes: líneas preferentes para mercancías, líneas exclusivas para mercancías, líneas que se den en concesión a una empresa privada para la explotación exclusiva de trenes de mercancías, realización de contratos de participación público-privada para el acondicionamiento, mantenimiento, explotación y administración de una línea para transporte de mercancías", concluye el informe. Anchos de vía en España José María de Alzola Bujarrabal, ingeniero industrial especializado en el ferrocarril en España, cuenta a 20minutos.es que, "una de las situaciones que nos encontramos en este país es el ancho de vía. Tiene varias medidas: el 'ancho ibérico', también conocido como 'ancho español', con una separación de carriles de 1668 mm, 233 mm más ancho que en Europa; un 'ancho estándar' de 1435 mm, coloquialmente llamado 'ancho internacional' (más utilizado en Europa) y el 'ancho métrico', con una separación de carriles de 1000 mm, al que también se le denomina 'de vía estrecha' de forma coloquial".

Para ver más: http://www.20minutos.es/noticia/2773059/0/reto-puertos-comunicaciones-ferrocarril-mercancias/